La última cena en New York …

Mi última cena en New York fue con Kathy y Seth en “Giorgio`s of Gramercy”, un restaurant italiano en 27 e 21st entre Broadway y Park. Fer y Mati también me invitaron a cenar a su casa ese día pero ya me había comprometido con Kathy y Seth la semana pasada. Probamos distintos platos – uno más rico que el otro -, súper gourmet pero realmente no tan caros. Mi plato principal fue “Ricotta ravioli with trufles” (en este caso, las trufas no eran chocolate sino una especie de hongo exótico). Después de la cena, nos fuimos al departamento de los chicos porque yo tenía que pasar a buscar unas cosas que había dejado ahí. Además, era mi oportunidad para ver un “adelanto” de la renovación del departamento – que está quedando alucinante!!! 

Al otro día me levanté temprano para terminar de organizarme para el viaje y, como no podía ser de otra forma, llovió a cántaros. Me despedí de mi roommate Aja, que me dijo que me va a extrañar mucho y que puedo volver cuando quiera; comí algo y al mediodía cayeron Fer y Amy con el auto para llevarme a la estación de Port Authority. Menos mal! No hubiera podido conseguir un taxi con el diluvio neoyorquino!

Como sabrán, éste es mi último posteo en www.neoyorquiando.wordpress.com – por lo menos hasta que regrese a New York. Quiero agradecerles enormemente a todos mis amigos de NYC que hicieron que mi experiencia en la Gran Manzana superara todas mis expectativas: a Kathy y Seth, a Fer y Mati, a Miriam y Aja, a Amy, Rich y Rachida, Teresa, Deepali, Alicia, Ericka, Alessandra, Sebastian, Carmen, Cydney Pullman (The Boys`and Girls` Projects, Institute for Labor and the Community), Gabriel y Carin, Jenny y Andrea de Genesis, David (GNG) y Laura, y a todos los que amigos de amigos, Josep, Hernán, Diana, Greg (mi landlord) … Sé que me estoy olvidando de unos cuántos, así que disculpen!!!

Espero verlos en mi nuevo blog: www.sergiology.wordpress.com – Hasta la vista, baby!

El cumple de Sebastian en el Lenox Lounge

Anoche me fui con Carmen al cumple de Sebastian en el Harlem. Estaba el grupete de los austríacos parloteando en alemán por un lado, y el trío latino (Carmen, Alessandra y yo) tratando de colarnos en el show de jazz por el otro. El Lenox Lounge es un bar tradicional de donde salieron los grandes jazzeros de todos los tiempos (que, obviamente, yo no me acuerdo cómo se llaman). Uno de los amigos de Sebastian me contó que vivió en Buenos Aires en el 2004: fue a hacer economía a la Di Tella pero le pareció muy mala (interesante comentario) – y terminó estudiando español en Filosofía y Letras.

Hoy es mi último día en NYC. Carmen vivo a almorzar a casa: hice empanada gallega y calzone de muzzarella y cebolla. Después fuimos a hacer el laundry acá a la vuelta, y esta noche creo que salgo a cenar con Kathy y Seth. Quizá vengan Fer y Mati también (ojalá!). Mañana parto para Connecticut. Amy me va a pasar a buscar con su auto para llevarme a Port Authority, la estación de micros. Mi micro sale a las dos. Si no hay tráfico, llego a Hartford a las cinco y Laura (Schafer) me pasa a buscar con su camioneta. Todo un lujo: con choferes y todo! I love NY!

Frases del subte neoyorquino

Debo confesarlo: tengo pesadillas con las frases del altavoz de los trenes de New York. Acá van las frases que todo neoyorquino escucha hasta el cansancio tanto mientras espera el subte como cuando va parando en las distintas estaciones:

“Ladies and gentlemen: the next L train is now arriving on the Manhattan-bound track. Please stand away from the platform edge.”

“Stand clear of the closing doors, please.”

“Step in and stand clear.”

“The next Rockaway Parkway-bound L train will depart in approximately two minutes. The following Rockaway Parkway-bound L train will depart in approximately ten minutes.”

 “We are delayed. We are waiting for the dispatcher to clear our track.”

Baaaaaaaasssssssssttttttttttaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!

La despedida de Michelle, Prospect Park y la fiesta de cumple de Mati

Ayer tuve un día muy activo: Michelle y yo nos levantamos a las 7 de la mañana, desayunamos y nos fuimos a la feria de Union Square y después a Barnes & Noble, donde estuvimos viendo libros un par de horas hasta que nos tuvimos que ir a Port Authority. A la una de la tarde me despedí de Michelle en la estación de micros y volví un toque para casa a hacer un par de cosas.

La tarde estaba preciosa (fresquita pero con sol y sin nubes) así que me fui a Prospect Park. Me senté bajo la sombra de un árbol rodeado de patos silvestres y me puse a leer un par de horas. Después volví para casa, me bañé, compré un Cabernet Sauvignon y me fui al cumple de Mati (que en realidad fue hace 10 días pero lo festejó ayer porque estuvieron sus suegros de visita hasta hace un par de días).

En la fiesta me encontré con Amy, Hernán y Diana (y Fer y Mati, obvio), y conocí a otra gente re copada: (otro) Hernán (también argentino) y su mujer (Irina?) de Rusia, Josep María (español, de Barcelona, que acaba de llegar para un post-doc en Masculinities and Men`s Studies in U.S. Literature), un italiano economista y su novia austríaca, y un taiwanés-americano que vivió en Corrientes! Comimos lieberwurst, empanadas de jamón y queso, y torta – todo muy pero muy rico. Charlamos un montón en castellano, inglés, y par de palabras en italiano, y nos matamos de la risa. Fue una fiesta re divertida!

Volvió Michelle a NYC – esta vez para sacar la visa para la India

fiesta-de-alex-con-michelle.jpg Ayer me llamó Michelle para contarme que el miércoles se va a México por un semestre, viene y al toque se va a la India por tres semanas justo después de Navidad… pero necesita tramitar la visa para India ya. Así que le fui a averiguar el proceso al consulado en el Upper East Side (64th @ 5th) y resultó ser que el trámite no se puede iniciar por correo desde otro país. Así que Michelle se vino anoche mismo en micro desde Hartford, durmió en casa (previa salida nocturna por las calles de Billybourg) y hoy nos fuimos súper temprano al consulado.

Viajamos como ganado en el L, hicimos tres horas de cola en el consulado, pero … conseguimos la visa al mediodía!!! Se la entregaron dentro de la hora de tramitada. Estuvimos de shopping por Central Park a la altura del zoológico – le compramos mandalas a una polaca y un carrybag en el stand de Strand (www.strandbooks.com). Después nos fuimos para Queens. Almorzamos en un restaurant griego excelente y re barato: “Aliada” (29-09 Broadway, Astoria). Compartimos una ensalada de pulpo y crabcakes (bocaditos de cangrejo). Una delicia!

De ahí, fuimos a visitar el museo de Isamu Noguchi, un japonés-americano que trabajó esculturas de piedras muy copadas. Pueden visitar la página web en: http://www.noguchi.org/. Nos divertimos mucho en el museo, especialmente con nuestras conversaciones de locos: mientras yo le hablaba a Michelle equivocadamente de Gilgamesh (en vez del dios hindú Ganesh – el que tiene forma de elefante) y ella me respondía sobre el supuesto suicidio de Silvio Soldán. (Alguien por favor escríbame y cuénteme!!! Yo creo que es un error de Michelle y confírmeme este dato, por Dios! Yo creo que Michelle se equivocó de suicida).

Chapoteando bajo la lluvia volvimos para Brooklyn y nos fuimos a una cena presentación sobre Internet Marketing auspiciada por www.StoresOnline.com que fue un típico ejemplo de brainwashing (lavado de cerebro) marketinero yankee. Parece una iglesia evangelista con el pastor haciendo preguntas retóricas a la congregación, la cual repetía sin cuestionar los dogmas de su líder. Encima, la comida fue de cuarta – literalmente medio sandwich de jamón cocido (sólo), tres papas fritas y un poco de tomate y lechuga. Y el obsequio de despedida fue lo peor: una agenda/organizador vieja y horrible que me da verguenza sacar a la calle. Eso sí – los servicios que venden son de $2.700 por persona. Whatever.

Para cerrar la velada, volvimos a Billyburg y nos fuimos a comer postre a la terraza de un barcito francés en N 5th y Bedford: Juliet`s (o era Juliette`s???). Compartimos una Tarte Tatin à la mode (tarta de manzanas con helado de crema). Mich se vuelve mañana a Connecticut porque es el cumple de su hermano Maxi. Así que creo que ésta será nuestra despedida porque ella viaja a México el día que yo llego a Storrs … Buen viaje, Mich!!!

Bonus track para Michelle: “Devolveme las fotos o te rompo todo – te prendo fuego todo”.

Multiculturalismo

Miren este sketch de Russell Peter – muy bueno:

http://www.youtube.com/watch?v=je0WMvYi6ak

DBA, Azul Bistro & Carnicería

Después de esperar 45 minutos a que el L se dignara a pasar por Bedford, me encontré con Teresa y Seth en d.b.a., un bar en el LES (Lower East Side – 41 1st Ave. entre la 2da y la 3ra). Como ya era bastante tarde (faltaba que Kathy llamara a la policía para que me ubicaran), nos fuimos al restaurant argentino “Azul Bistro”. No teníamos reservas pero no estábamos preocupados porque siempre tiene mesas afuera también así que en general no hay problema para encontrar lugar. Hoy sí. Porque las mesas de afuera no estaban – seguramente problemas de permiso municipal.

Como no queríamos esperar 40 minutos (que es lo que nos dijeron que había de demora), nos tomamos el 7 y terminamos en “Carnicería”, otro restaurant argentino pero en Cobble Hill (ahí al toque de Carroll Garden). La comida estuvo muy buena: yo pedía lomo con papas fritas (que venía con una especie de tartita de chimi-churri abajo); Kathy pidió una ensalada y después lomo también. Y Seth también pidió carne con brócoli y champignones.

Cuando volvimos a la parada de subte, los chicos NUEVAMENTE me indicaron mal la dirección del subte … pero esta vez ya estaba canchero con el sistema de subtes de NYC! Yeah!